La Cascada «La Fragua» contará con un Parador Turístico

El Parador ya cuenta con la aprobación nacional para su ejecución. Contará también con nueva señalización y se venderán comidas típicas, así como bebidas frías y calientes, con el fin de mejorar la experiencia turístico-recreativa de los visitantes.

El conocido salto de agua del norte neuquino contará con un parador con sanitarios y un deck con mesas y bancos. La Cascada La Fragua se encuentra en inmediaciones a la localidad de Manzano Amargo y es uno de los puntos turísticos más emblemáticos de la región.

El parador será de 44,50 m2 cerrados y contará con sanitarios y un deck de 80 m2 con mesas y bancos al aire libre, que se ubicará en la explanada previa al sendero peatonal hacia el mirador, en el que se venderán bebidas, comidas rápidas y productos típicos de la gastronomía y pastelería del Norte Neuquino. Teniendo en cuenta el nuevo escenario mundial que generó nuevas necesidades para el visitante y como medida post-pandemia, el Ministerio de Turismo también diseñó un sitio exclusivo para el lavado de manos, con altura para adultos y niños.

La obra será construida con el sistema de ladrillos de madera implementado por la Corporación Forestal Neuquina (CORFONE), dependiente de la Unidad Ejecutora Provincial, de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente de la Provincia del Neuquén

También se contempla una optimización del espacio, a través de la delimitación y cercado, con tranquillas bajas y un estacionamiento con un sector exclusivo para personas con discapacidad. Se colocará nueva cartelería de inicio del sendero y se realizarán tareas de mantenimiento sobre la senda que incluyen barandas pasamanos para ofrecer mayor seguridad.

Les puede interesar: Nos escapamos a Manzano Amargo para conocer Cascada La Fragua

El parador de la cascada ya tiene el visto bueno de nación, y forma parte de un paquete de obras turísticas financiado por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación a través de la implementación del programa “50 Destinos” del Plan de Auxilio, Capacitación e Infraestructura para el Turismo (PACIT) destinado a la reactivación económica tras la pandemia.

Las aguas del arroyo la Fragua caen desde 40 metros de altura, creando una cascada de un altísimo impacto visual. Además, su nombre proviene de la semejanza sonora con la fragua manual, el sonido de las aguas que caen y el vapor producen un efecto similar al de la herramienta mientras se forja el hierro.

El arroyo desemboca a pocos kilómetros en el río Neuquén, y como espectáculo estacional, en invierno la Cascada La Fragua puede llegar a congelarse debido a las bajas temperaturas situadas por debajo de los 10 grados bajo cero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito

Sin destinos en reserva.