Al menos 6 mil hectáreas de bosques primarios en cenizas


Hasta la fecha, al menos 6 mil hectáreas de bosques primarios de ciprés de la cordillera, coihues, arrayanes, alerces y otras especies de la selva valdiviana se convirtieron en cenizas pese al esfuerzo de los combatientes.

El 7 de diciembre y a finales del segundo año de sequía más importante que atraviesa la Patagonia desde 1943, se desató una tormenta eléctrica con escasas precipitaciones sobre el Parque Nacional Nahuel Huapi, Río Negro. Pocas horas después se detectaban al menos tres focos ígneos producto de los rayos en zonas de muy difícil acceso.

Adolfo Moretti es Ingeniero forestal y responsable del área forestal en el Parque Nahuel Huapi. Trabaja diariamente con la propagación de especies nativas. “Las pérdidas son invaluables en uno de los sitios mejor conservados del parque. Allí hay una biodiversidad muy grande, con categoría de zona de reserva estricta. A esto se suma que se quemó todo el perilago del Martin y Steffen, por lo que se verán alteradas las cuencas hídricas.

A su vez, la pérdida de material vegetal que emitía oxígeno se convirtió en una emisión contaminante inmensa”, explica. La zona afectada consiste en bosques denominados primarios por su antigüedad, “que vivieron cientos de años sin intervención humana. Hablamos de una de las zonas núcleo de conservación y estudio. Son las últimas fronteras de bosque primario que nos quedan a nivel mundial”, añade Moretti.

Los principales determinantes al haber gran cantidad de biomasa disponible “son clima e ignición. El clima ha fluctuado históricamente pero estamos en un período anormalmente cálido y seco relacionado con nuestras emisiones de efecto invernadero. Varias décadas de sequía desde los años 80 y record de temperaturas casi todos los años. Otro fenómeno asociado es el aumento de tormentas eléctricas”, agrega.

Hasta hace diez años las tormentas eléctricas no eran foco de preocupación en la Patagonia cordillerana. “El registro muestra que desde los años 80 el número de incendios por rayos se triplicó. Las masas de aire subtropical se detenían en Mendoza, Neuquén y La Pampa”, explica

Hasta hace diez años las tormentas eléctricas no eran foco de preocupación en la Patagonia cordillerana. “El registro muestra que desde los años 80 el número de incendios por rayos se triplicó. Las masas de aire subtropical se detenían en Mendoza, Neuquén y La Pampa”, explica

Hasta hace diez años las tormentas eléctricas no eran foco de preocupación en la Patagonia cordillerana. “El registro muestra que desde los años 80 el número de incendios por rayos se triplicó. Las masas de aire subtropical se detenían en Mendoza, Neuquén y La Pampa”, explica Thomas Kitzberger es docente titular de Ecología en la Universidad del Comahue e Investigador Superior del Conicet en el instituto de biodiversidad y medioambiente Bariloche.

quien agrega que es tiempo de reforzar los sistemas de detección temprana y la presencia de recursos de ataque al fuego en los lugares afectados. “Bajo estas condiciones no hay que subestimar ningún foco. No tenemos margen para destinar recursos a posteriori porque se pierde tiempo de reacción”, concluye.

Una vez que esté controlado el fuego, crece la incógnita en torno a si al estar quemada esa zona intangible habrá intención de modificarla como tal. Un desafío constante que viven las áreas protegidas, especialmente en esa parte de Río Negro. “Creo que si es zona de conservación debería mantenerse como tal. La amenaza del uso turístico inmobiliario avanza. Ya estamos trabajando en un proyecto para restaurar. El fuego va a pasar en dos o tres meses y su efecto seguirá por muchos años. Ojalá no se lleven emprendimientos que hagan que la intangibilidad se pierda”, espera Moretti.

Fuente . Pagina 12 por Fernanda Rezzano.

NOTA IMPORTANTE by @gabitofranco :

Está muy complicada la situación. Incendios en Chubut, Río Negro y Neuquén. Hay muchísima sequía y los calores son extremos hace muchos días. Se viene un verano con mucho turismo y los descuidos podrían ser catastróficos dada estas condiciones. Repasamos los mandamientos del amante patagonico :
✅ 1) no hagas fuego en bosques, playas, debajo de los árboles o en cualquier lugar no habilitado.
✅ 2) evita fumar, si lo haces guárdate las colillas y fósforos en un contenedor.
✅ 3) si vas a a acampar lleva siempre garrafa y úsala con precaución.
✅ 4) regresa del paseo con todos los residuos que generes.
✅ Para más información seguí a @amigosdelapatagonia o visita www.aapatagonia.org.ar.”





Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Main Menu