Buenos Aires apuesta al turismo enológico para recuperar la actividad

Las primeras experiencias para crear la Ruta del Vino bonaerense comenzaron en 2000 en la zona sudoeste y luego se extendieron hacia las zonas del centro y las sierras, donde las bodegas preparan visitas guiadas, catas, degustaciones y charlas técnicas para cuando finalice la cuarentena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Main Menu