Los mejores destinos para viajar en enero 1

Los mejores destinos para viajar en enero Dejar un comentario

El primer mes del año está lleno de festivales por todo el mundo y es la oportunidad perfecta para vivir una aventura. Así que si quieres saber cuáles son los mejores destinos para viajar en enero, aquí van nuestras sugerencias.

Enero es un mes de celebración y es el momento perfecto para descubrir lugares cálidos fuera de temporada. Este año tendrás la oportunidad única de visitar uno de los festivales más grandes del planeta, disfrutar esquiando y descansar en la playa, ¡y todo en el mismo día! Viajar debería ser tu propósito de Año Nuevo y puedes empezar desde ya.

Kumbh Mela – India

Los mejores destinos para viajar en enero 2
El festival solo ocurre cada seis años y es descrito frecuentemente como el acto más masivo de fe en todo el mundo — Joydeep Mitra / Shutterstock

Vamos a empezar con uno grande. Desde el 15 de enero hasta el 4 de marzo, tiene lugar el Kumbh Mela, uno de los festivales religiosos más famoso del mundo, donde millones de devotos hindúes se reúnen en busca de claridad espiritual y echar fuera sus pecados en la confluencia de los ríos sagrados en Allahabad.

El festival sólo ocurre cada seis años y es descrito frecuentemente como el acto más masivo de fe en todo el mundo. Sadhus desnudos, penitentes, peregrinos y todo tipo de devotos participan en baños, ceremonias y miles de rituales, todos llevados a cabo en un ambiente caótico, a la vez que algo triste e increíblemente tranquilo.

El Kumbh es visto como un evento que, en el fondo, debería promover paz, espiritualidad y el entendimiento entre todas las personas. Por ello, quienes no son hindúes son igualmente bienvenidos con programas de educación sobre costumbres sociales y culturales, escrituras sagradas, historias y leyendas, astronomía, oraciones, guía espiritual y muchas cosas más. 

Volcanes verdes – Cabo Verde

Los mejores destinos para viajar en enero 3
Las islas son una mezcla maravillosa entre las culturas portuguesa y de África Occidental por su gastronomía, música, arquitectura y lenguaje – Shutterstock

Un puñado de rocas volcánicas en medio del Atlántico, a unos 560 km. de la costa de Senegal. Suena como el lugar perfecto para las vacaciones, ¿verdad? Te sorprenderías.

Las islas que hoy forman Cabo Verde estuvieron inhabitadas hasta el siglo XV cuando los exploradores portugueses las colonizaron, utilizándolas como base para el comercio en el Atlántico. Hoy en día, son una mezcla maravillosa entre las culturas portuguesa y de África Occidental por su gastronomía, música, arquitectura y lenguaje.

El Kriolu, el idioma de Cabo Verde, es la lengua local con origen portugués y desde la independencia del país ha sido un motivo de orgullo para los locales. Los elementos europeos son fuertes: las tradiciones del sur de Europa en las plazas de los pueblos o deportes como el fútbol.

Pasarás gran parte del tiempo descansando en las playas (en enero hay una temperatura media de 25ºC) y disfrutando de su belleza. Arena blanca y palmeras rodean cada isla, y detrás de ti encontrarás un paisaje que se eleva abrupto a alturas volcánicas.

Si te adentras, podrás pasear por los pueblos pescadores locales, brillantes y relucientes bajo el sol. Mientras cae la noche, siéntate fuera en un pequeño restaurante local y disfruta de una cena bajo la luz de una linterna con marisco de la zona. No hay muchos sitios que ofrezcan un enero así.    

Esquí y mar – Líbano

Los mejores destinos para viajar en enero 4
En el Líbano se encuentran seis grandes complejos turísticos para esquiar – Shutterstock

Es enero, así que por supuesto mucha gente querrá disfrutar de las bajadas en esquí a velocidades no recomendadas. Las pendientes de AustriaSuiza y Francia estarán llenas de gente, así que, ¿qué otras opciones tienes? Bueno, la República Checa y Eslovaquia cada vez son más populares, al igual que el sur de Polonia, entre otras. Pero, ¿y si te proponemos algo más del Este? ¿Te apuntarías a esquiar en Oriente Medio?

Genial. Nosólo es posible, está en auge. Líbano, la Suiza del este, es una tierra montañosa, con picos que llegan a los 3.000 metros, y es el hogar de seis grandes complejos turísticos para esquiadores. Ha sido muy popular durante más de un siglo, desde que el ingeniero Ramez Ghazzaoui volvió de sus estudios en Suiza habiéndose enamorado de este deporte. Durante los años 1950 y 1960, el esquí realmente dio un salto, y a día de hoy hay más de 300 km de pistas con planes para disfrutar, tras la jornada de deporte como en cualquier otro lugar de Europa.

Las vistas desde lo más alto son increíbles, puedes incluso ver la costa, otra de las curiosidades de Líbano. ¿En qué otro lugar puedes tumbarte en la playa e ir a esquiar en el mismo día? Casi todos los hoteles se encuentran a una hora en coche de la capital, Beirut, por lo que podrías combinar playa, ciudad y esquí en tus vacaciones. Increíble, ¿verdad?

Up Helly Aa — Lerwick, Escocia

Los mejores destinos para viajar en enero 5
La quema de un drakkar vikingo es la culminación del festival – Shutterstock

Lo primero es lo primero: Lerwick está lejos de todo. Se encuentra en las Islas Schetland, a 240 km al noreste del punto más al norte de la parte de Escocia en tierra firme. El acento aún tiene algo escandinavo en él, y los isleños están muy orgullosos de su herencia vikinga. Ese es el punto de partida del festival.

Con fecha fija, el último martes de cada enero, Up Helly Aa marca el final de las Navidades en Shetland. Con más de mil artistas, conocidos como “guizers”, forman diferentes grupos o bandas, todos con sus trajes, y van por la ciudad luciendo sus antorchas hasta la culminación del festival: la quema de un drakker vikingo. La oscuridad, el frío, la luz de las estrellas y de miles de antorchas hacen que sea una experiencia visceral, primitiva y emocionante, entrando en contacto con una cultura de hace miles de años. 

Las marchas empiezan por la mañana con los grupos visitando colegios y museos locales, cantando canciones y enseñando a la gente la historia de las islas, luego, cuando cae la noche, se empiezan a unir más grupos. Una vez quemado el barco, la celebración continua durante la noche, antes de que empiece el comité del Jarl para planear el evento del próximo año. Al fin y al cabo, la construcción del nuevo barco empieza en febrero.

Las Canarias – Lanzarote

Los mejores destinos para viajar en enero 6
La tierra volcánica hace que todo el archipiélago esté registrado en la Unesco por su biosfera – Shutterstock

Las Islas Canarias han sufrido mucho por tener la reputación de ser un lugar al que ir con paquetes vacacionales mediocres. Desde que llegaron los británicos en masa en los años 1970, grandes complejos turísticos surgieron en la costa este, hasta tal punto, que la fama era merecida.

Sin embargo, se ha ido recuperando durante los últimos años. Ahora que la gente busca más aventuras y viajar es cada vez más barato, las clásicas vacaciones con un viaje organizado de dos semanas bajo el sol han perdido popularidad, y Lanzarote es cada vez un destino más común. Grandes zonas de la isla están llenas de la impresionante arquitectura del artista local César Manrique. La tierra volcánica hace que todo el archipiélago esté registrado en la Unesco por su biosfera. Hay posibilidad de bucear, de explorar cuevas, surfear y muchas otras actividades que no implican estar tumbados en la playa.

Cuando estés muy cansado de todo esto, te recomendamos terminar el día con una copa del vino local: eso es, la tierra negra y los acantilados con fuertes vientos producen su propia variedad de uvas con las que se hacen algunos de los mejores vinos de España. En definitiva, no es una mala idea para pasar allí unas vacaciones. 

Festival Toka Ebisu – Japón

Los mejores destinos para viajar en enero 7
En santuarios por todo el país se llevan a cabo diferentes rituales durante los cinco días que dura el festival – Kounosu/ Wikimedia Commons

¿Quieres que el 2019 esté lleno de éxitos profesionales? Sin duda, tienes que ir a Japón. Del 9 al 11 de enero puedes asegurarte de que tu suerte se mantenga intacta todo el año.

El primer festival importante del Año Nuevo se celebra por todo el país, pero es más popular en las ciudades de OsakaKyoto y Fukuoka. Es un festival sintoísta que se ha celebrado desde el período Edo (del siglo XVII al siglo XIX), y miles de personas visitan santuarios para rezar por el éxito en sus carreras profesionales. Mucha gente compra ramas de bambú llamadas “Fuku-Zasa”, que han sido bendecidas por Miko.   

Ebisu, el Dios al que el festival está dedicado, es uno de los Siete Dioses de la Fortuna de la cultura japonesa, pero su historia es muy popular. Es el único de los siete que tiene su origen en Japón (los demás son de China y la India) y se dice que no nació con suerte, aunque buscó la suya propia con trabajo y superando las adversidades.    

En santuarios por todo el país se llevan a cabo diferentes rituales durante los cinco días que dura el festival, desde desfiles con cientos de personas, ritos de purificación personales, o presentaciones de Geishas en trajes de la era Edo, e incluso la ofrenda de atún a Ebisu. No importa dónde estés, siempre hay algo que ver. 

Fuente: Kiwi.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos mantenerte actualizado con notificaciones especiales.