Menorca Post Cuarentena, Viajo como quiero


Menorca

Por Isaac y Belén de «Viajo como quiero» especial para Revista Latitud

Si estás leyendo este artículo es porque a ti también te gusta viajar y al igual que nosotros te debes sentir atrapado. En este artículo quiero contarte que quizás, cerca de donde tú vives, puedes encontrar un pequeño paraíso en el que saciar esas ganas de aventura. 

Esto es lo que nos ha ocurrido a nosotros este año; limitados por las restricciones y con miedos a sufrir riesgos innecesarios que pudieran poner en peligro nuestra seguridad, decidimos apostar por quedarnos en España y conocer la pequeña isla de Menorca. Muchos habían sido los que nos habían contado maravillas de esta isla, pero nunca habíamos encontrado el momento para conocerla por nosotros mismos. 

Mallorca

¿Qué puedo decir de Menorca? Pues que literalmente sufrimos un flechazo. A diferencia de las islas vecinas (Mallorca, Ibiza, Formentera) conserva muy arraigado el estilo de vida tradicional y el respeto por la naturaleza. 

Su costa es especial y bien diferenciada: en la zona norte de la isla se encuentran las playas más salvajes, aisladas y de arena dorada (nuestras favoritas son la Cala Pregonda y Platja Cavallería). Del lado sur, por el contrario, las calas son de arena blanca y agua azul turquesa (las mejores para nosotros son Es Talaier, Cala Turqueta y Platja de Son Saura). 

Toda la isla, incluido el fondo marino, forma parte de la reserva de la Biosfera por la UNESCO. Gracias a esto podrás ver las praderas submarinas de posidonia, tan características del Mediterráneo y que tan importantes son para los organismos que viven en él. Disfrutamos como niños haciendo snorkel en la Platja Cavallería.

Mallorca

El tiempo se nos iba de las manos cuando estábamos dentro del agua, debido a la gran cantidad de peces que veíamos por todas partes. Algunos de ellos no eran precisamente tímidos, como uno espera, sino que se acercaban hasta la orilla para intentar alimentarse de las pieles muertas de tus pies. Es por ello que mientras estabas tumbado en la arena escuchabas como la gente se quejaba con pequeños gritos al sentir estas tímidas mordeduras, ¡era muy gracioso! 

Pero, por si todo esto no fuera suficiente… ¿y si te digo que, además de disfrutar de este paisaje, puedes combinarlo con un “hiking” que recorre la isla? En Menorca existe un sendero histórico conocido como “Camí de Cavalls”.

Mallorca

Este camino se utilizaba como método de defensa en el año 1330; por orden del Rey Jaume II se obligó a todos los habitantes de la isla a que debían defender y vigilar la isla a lomos de su caballo armado. Actualmente este camino, de 185 km, está dividido en 20 etapas que recorren todo el litoral, ayudándote a descubrir de una manera más auténtica cada rincón de la isla. Nosotros recorrimos alguno de los tramos y fue lo mejor del viaje. Nuestros días consistían en caminar por estos senderos en busca de calas con apenas gente, pegarnos un chapuzón, descansar y sin ponernos nada más que las deportivas, seguir caminando mojados, secándonos con el sol.

Mallorca

Cierro los ojos y puedo trasladarme a ese momento, en el que solo importaba la libertad de ir sin mascarilla en medio de la naturaleza y sintiendo el calor en tu piel. 

Los días en la isla fueron inolvidables, un chorro de aire puro, de tranquilidad, de calor… Este viaje fue nuestra primera vez en la isla, pero estamos seguros de que volveremos más pronto que tarde porque Menorca ya nos ha cautivado.

Mallorca





Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Main Menu