Saltos del Guairá, la maravilla natural perdida para siempre

El que una vez fue uno de los saltos de agua mas grandes del mundo ya no existe y quedó solamente en la memoria de aquellos que tuvieron la oportunidad de visitarlo.

Los Saltos del Guairá mas allá de ser inmensamente bellos eran también imponentes en toda su magnitud.

Una verdadera maravilla natural del planeta, un lugar con un encanto único.

Supieron ubicarse sobre el río Paraná entre Paraguay y Brasil y formaban parte de un gran parque nacional que ya tampoco existe.

Las cataratas se formaban en un punto donde el río Paraná era forzado a atravesar un angosto cañón, pasando de un ancho de unos 381 metros a apenas 61.

Saltos del Guaira

Sumaban 18 caídas o saltos estruendosos ya que poseía un caudal de agua enorme, 49 millones de litros por segundo.

Esto significa el doble de volumen de agua que las Cataratas del Niágara o 12 veces más que las Cataratas Victoria.

Estos 18 saltos se distribuían en 7 grupos, el mayor alcanzando los 40 metros de altura, y el ruido que producían se podía oir a una distancia de 20 kilómetros.

Esta distribución en 7 grupos era lo que le daba su nombre en portugués, “Salto das Sete Quedas“, salto de las 7 caídas.

Saltos del Guaira
Saltos del Guaira

Además de estos 18 saltos mayores existían una gran cantidad de saltos menores muy bellos también.

Semejante maravilla natural, fue dinamitada, destruida e inundada para siempre.

El encanto natural de su entorno

Hasta años antes de su desaparición era un atractivo turístico un tanto aislado pero que recibía mucho turismo.

Era verdaderamente una aventura ir a visitarlos ya que estaban ubicados en un entorno desbordado de naturaleza.

Puente colgante de los Saltos del Guaira
Puente colgante de los Saltos del Guaira

Para poder acceder a ver las siete cascadas principales había que atravesar por varios puentes colgantes.

Los Saltos del Guairá, convocaban a miles de turistas cada año, estos eran atraídos por su belleza y por su magnitud.

El fin de los Saltos del Guairá

El proyecto de construir una represa binacional comenzó a gestarse en el año 1966.

Ya para el año 1973 se firmó un acuerdo entre los países de Paraguay y Brasil para construir una represa hidroeléctrica conjunta.

Este proyecto condenaba a los maravillosos saltos a desaparecer bajo el lago artificial que se formaría por la represa artificial.

Desde el inicio de los trabajos miles de turistas, curiosos y vecinos de las localidades cercanas se fueron acercando para contemplar por última vez los Saltos del Guairá.

Vista Aérea de los Saltos del Guaira antes de ser inundados
Vista Aérea de los Saltos del Guaira antes de ser inundados

Los trabajos de construcción de la represa hidroeléctrica de Itaipú tomaron 9 años en completarse.

Finalmente el 13 de octubre de 1982, ya finalizada la represa, el cierre de las compuertas comenzó a sepultar uno de los mayores espectáculos del planeta.

En tan solo 14 días los Saltos del Guairá habían desaparecido para siempre.

Una perdida irreparable para todos, de esta manera se perdía una de las mas grandes maravillas naturales del planeta.

Como eran los Saltos del Guairá

Acá les dejamos unos hermosos videos con el testimonio de lo que superior ser una imponente maravilla natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Main Menu