Pinamar piensa un verano «empatado» que deje las bases para ganancias futuras – Télam

En la ciudad balnearia de Pinamar, uno de los principales destinos turísticos de la Costa Atlántica bonaerense, prevén que «no se va a llegar bien al verano», pero que la temporada será la oportunidad para plantear los objetivos «para ganancias futuras», según expresó el intendente local, Martín Yeza, durante una videoconferencia organizada por el Ente de Turismo de la ciudad de Buenos Aires.

«Lo que planteo es que para el verano lo que hagamos es plantar semilla, porque es una mala expectativa pensar en que va a haber éxito económico en esta temporada», precisó el funcionario, para quien será una oportunidad «para plantear objetivos para ver las ganancias un poco más adelante».

En ese sentido, aseguró que será «muy necesaria» la vinculación de los intendentes «con las cámaras intermedias» y fortalecerlas para dales «institucionalidad», y en lo público y lo privado «hacer de cuenta que estamos empezando un nuevo emprendimiento».

«Me imagino una lógica para la ciudades de escala baja o media, lo que llamaría el post metropolitanismo o el neo ruralismo, cuyo primer objetivo es que la ciudad sea atractiva todo el año, que es lo que aspiramos todas las ciudades que no estamos cerca de los conglomerados urbanos, y el segundo nivel es tratar de pensar con todos estos actores más en el empate que en la ganancia», precisó.

Yeza marcó una diferencia entre resiliencia y reconfiguración, poniendo en duda lo que «muchos se están planteando», que es que en esta nueva realidad que todos vislumbran se vuelva «al lugar donde estábamos en febrero», lo que el intendente de Pinamar descartó.

Vamos a seguir insistiendo con que la realidad es tratar de adaptarnos a estas nuevas normas.

Martín Yeza

«Lo que tenemos que hacer es mantener las identidades y fidelizar los lugares que tienen que ver con las identidades, lo que se vive en Pinamar poco tiene que ver con lo que se vive en otros destinos del mundo», sintetizó.

Reconoció que tras esta «normalidad que estamos tratando de abandonar» se sabe que «vamos a ser más pobres, por ende si lo sabemos y nuestros potenciales visitantes van a ser pobres, entonces también nuestros ingresos económicos también se van a achicar».

«Nos empobrecimos en un 50% -al comparar el tipo de cambio desde que inició la cuarentena- lo cual nos genera un problema de vinculación con la realidad, por lo que nosotros vamos a seguir insistiendo con que la realidad es tratar de adaptarnos a estas nuevas normas», agregó.

«La cuarentena comenzó con un dólar a 65 y hoy está a 130, entonces, ¿cuánto puede pagar una familia de clase media un menú que lo teníamos a 650 pesos?, porque hoy 10 dólares son 1300 pesos, pero los ingresos no cambiaron en pesos», advirtió.

Esta nueva adaptación, en la mirada del intendente de Pinamar, significa direccionar los esfuerzos públicos, especialmente los municipales, en «más espacio público y naturaleza» que, aseguró, «es el camino en el que estamos».

Explicó que cuando habla de ese cambio en el espacio público «lo que hacemos es hablar de la ciudad» y lo que se está planteando es «la mejor manera de pensar la ciudad, no sólo para el turista, sino especialmente para nuestra gente».

La mejor ciudad posible para el turista es la mejor ciudad posible para el ciudadano.

Martín Yeza

Respecto del turismo que viene y la nueva normalidad, Yeza observó que «todo lo que estamos discutiendo hoy puede quedar bastante ridículo en enero porque realmente no sabemos si se va a encontrar una cura o no, si la gente va a tener miedo de viajar, y cualquier otro factor ante una situación tan dinámica, por eso es que debemos hacer una inversión de valores«.

Explico que «por inercia» todos los esfuerzos estatales están puestos «en pensar en parches para tratar de sostener la normalidad que conocimos antes de la Covid-19», algo que puso en duda, por lo que señaló que se estaba «ante un problema de ideas».

«Entonces -agregó- nosotros invertimos la fórmula, que capaz parece una frase pero cuando uno se la recuerda todos los días tiene un impacto, que es que la mejor Pinamar posible para los turistas, es la mejor Pinamar posible para los pinamarenses, porque si lográramos la mejor ciudad posible para los locales, el turismo viene solo».

Y en tal sentido, citó un axioma que, dijo, «hemos visto que se corresponde con el éxito en otras ciudades: la mejor ciudad posible para el turista es la mejor ciudad posible para el ciudadano».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Main Menu