Reaparecen ruinas de una iglesia de mas de mil años oculta bajo un lago en Turquía

Las ruinas de una basílica de la época del Imperio Bizantino calculada en mas de 1600 años de antigüedad se hizo visible a través de las aguas del agua donde se encuentra.

Esta iglesia actualmente forma parte del fondo marino del Lago de Iznik en el noroeste de Turquía.

Debido a la contaminación del agua y a que el fondo del lago posee muchas algas las ruinas se mantuvieron ocultas hasta el año 2014 cuando fueron descubiertas.

Actualmente, debido a los efectos de la cuarentena por Coronavirus, bajaron drásticamente los niveles de polución del lago.

Lo que hizo visibles estas ruinas de estilo romano a simple vista.

Al momento de su hallazgo, este templo fue catalogado por el Archaeological Institute of America como uno de los diez más importantes del año.

La basílica de San Neophytos, un tesoro en el fondo del Lago Iznik

Los expertos datan la construcción del templo aproximadamente en el año 390.

Y se cree se levantó en honor a San Neophytos, un santo cristiano del año 303.

«Creemos que la iglesia fue construida en el siglo IV. Es interesante que tenga grabados de la Edad Media que representen a Neophytos siendo asesinado en la costa del lago»

Explicó a Live Science ,Mustafa Sahin , profesor del Departamento de Arqueología de la Universidad de Uludag.

Según afirma la revista especializada Live Sciencela iglesia fue destruida por un terremoto en 740 dC.

Este evento ocasionó que el templo se hundiese bajo las aguas del lago.

Aunque los expertos no están de acuerdo completamente en el origen de este templo.

La basílica de San Neophytos, un tesoro en el fondo del Lago Iznik
La basílica de San Neophytos, un tesoro en el fondo del Lago Iznik

Algunos afirman que la basílica podría ser templo pagano para Apolo, un dios del sol griego y romano.

Estas afirmaciones se basan en algunos elementos encontrados dentro de las ruinas.

En ellas han encontrado una lámpara muy antigua y algunas monedas antiguas en el sitio, que se remontan al reinado del emperador Antonino Pío.

Estas evidencias apuntarían a un origen quizás más antiguo del que se cree.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Main Menu