Sorpresa de varios pasajeros cuando vieron a un pony en su avión

Los pasajeros de AMERICAN Airlines quedaron atónitos cuando vieron que había un pony en su vuelo.

Evan Nowak dijo que notó al animal, que había sido llevado a bordo por otro pasajero, mientras volaba en un servicio de Chicago a Omaha (Estados Unidos).

Publicó las imágenes en Twitter, que mostraban al caballo sentado tranquilamente cerca del frente del avión, en un asiento de pasillo. Agregó: “En este momento nos gustaría comenzar a abordar a los militares en servicio activo, familias que viajen con niños menores de 3 años y caballos…”.

Más tarde se reveló que el caballo se llamaba Flirty, e incluso tiene su propia cuenta de Twitter e Instagram. De hecho, compartieron su experiencia publicando:

“¡Flirty y yo salimos a los cielos ayer! Fue una gran experiencia y aprendí mucho. Flirty fue FANTÁSTICO y lo manejó todo como un profesional. Dicho esto, voy a seguir viajando en automóvil, es más fácil para Flirty. Volar estará reservado para emergencias y cosas así”.

Y terminaron diciendo: “Es demasiado difícil asegurarse de que Flirty no incomode a otros pasajeros. Debido a que mi aeropuerto es más pequeño, los aviones son más pequeños. Flirty no pudo evitar empujar el asiento de la persona en la última fila de primera clase cada vez que se movía”.

“Una vez que llegamos a la altitud de crucero, ella tomó una siesta y estuvo muy callada. Pero tuvo que reequilibrarse un poco mientras ascendía y descendía y siguió golpeando el respaldo de su asiento a través de la cortina”.

Según el sitio web de American Airlines, se permiten caballos miniatura entrenados en los vuelos como animales de servicio.

Un perro Golden Retriever, de 11 años, perdió sus dos ojos debido a un glaucoma encontró a su propio animal de servicio en su compañero cachorro.

‘Los dos mejores amigos viven la vida al máximo’, según su cuenta de Instagram compartida, Charlie, el perro ciego, ha estado recibiendo ayuda del enérgico Maverick, un cachorro de 4 meses.

Chelsea y Adam Stipe, los dueños de los dos caninos de Mooresville, Carolina del Norte, tenían a Charlie desde que era un cachorro, cuando perdió su ojo izquierdo debido a la enfermedad degenerativa en 2016.

No mucho después, Chelsea dijo que quería tener otro cachorro mientras estaba embarazada para que su hijo tuviera el suyo para crecer. Continuar leyendo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Main Menu