Suman propuestas para quienes buscan descanso y relax sin prisa – Télam

Veinte emprendedores mendocinos fueron recientemente distinguidos con certificaciones de calidad, por su excelencia en los servicios que ofrecen a quienes buscan llegar a Mendoza y disfrutar de una nueva modalidad sensorial, que es viajar sin prisa, descansar y relajarse de las obligaciones sin horarios ni corridas.

Se trata del grupo asociativo «Esencia Prima, Mendoza Slow Travel», destinado a pequeños grupos de gente que hizo un cambio de conciencia y mentalidad, y busca el contacto con nuevas sensaciones, tranquilidad y vida rural”, explicó hoy a Telam Alejandro Martinez, del área de Calidad y Servicios Turísticos del Ente Provincial de Turismo (Emtur).

Martinez, quien coordina el grupo Slow Travel, aseguró que hoy en día “hay un tipo de turistas que tienen poco más de 40 años con cierto estándar de vida en busca de una vida sana y más naturaleza, como otro mayor de 60 años ya cansado de los grandes hoteles estandarizados y busca conocer al propio dueño prestador y recuperar historias únicas”.

“Uno de los pilares de esta filosofía es cambiar la percepción de los viajes. Tampoco es no hacer nada, simplemente se trata de apreciar el momento, valorar las pequeñas cosas que hacen singular a ese lugar», comentó el director de Calidad y Servicios Turísticos del Emetur, Marcelo Reynoso.

Para este tipo de segmento, Mendoza está llena de rincones por contemplar, silencios, vistas e innumerables historias que cuentan sus calles.

Ir a los mercados, disfrutar de su cultura y comida, es una nueva práctica que lleva a que se visiten las ciudades, integrándose a ellas para descubrirlas con un mayor detalle y, -sobre todo-, sin apuro.

Tan solo caminar, andar en bicicleta, navegar, avisar aves o contemplar el cielo nocturno pueden generar otro tipo de turismo y sensaciones que invitan a disfrutar del tiempo de manera relajada.

Desde el Emetur, junto a la Universidad del Aconcagua, el INTA a través del Programa Cambio Rural, el Convivium Terraboca de slow food y las municipalidades de Luján de Cuyo, Maipú y Tunuyán promueven la conformación de este equipo asociativo de prestadores turísticos que generarán un nuevo producto sectorial.

Si bien se inició con veinte emprendedores agrupados en las zonas de Maipú, en Coquimbo y Lulunta; Tunuyán, en Colonia Las Rosas y Vista Flores; y Luján de Cuyo, específicamente en Chacras de Coria, la idea es sumar más propuestas.

Entre ellos, se destacan una ceramista, restaurantes con vegetales recién cosechados, galerías de arte, posadas rurales, destilerías de grapa y gin, aceiteras, agencias de viaje, prestador de alquiler de bicicletas, pequeñas bodegas, y artesanas de cosmética a base de aceite de oliva y vino, entre otras.

«Estos emprendimientos aseguran experiencias memorables y únicas inmersas en el paisaje rural de Mendoza», destacaron quienes convocan al grupo asociativo.

El andar a caballo por paisajes únicos, vivenciar los turnos del riego, descubrir sabores y disfrutar del arte, son parte de la oferta que completan casonas rurales y demás experiencias sensoriales con gastronomía regional, descriptores sensoriales o líneas de cosmética.

Según explicaron desde el Emetur «esto fue diseñado para aumentar la competitividad y fomentar el desarrollo sustentable de los prestadores del turismo rural».

Asimismo, se busca que el principal beneficio sea «mejorar la experiencia del visitante a través de la prestación de un servicio profesional, capaz de responder a los numerosos requerimientos del turista actual», especialmente el extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito

Sin destinos en reserva.