Londres, Liverpool y Manchester en 6 Días

Londres es una de las ciudades de Europa más elegidas por los turistas para ir de vacaciones, pues además de ser la ciudad más grande del continente, es uno de los principales centros financieros del mundo y un lugar en donde puedes ver a la vez el estilo clásico mezclado con el moderno. Al igual que los demás países del viejo continente, la capital del Reino Unido guarda en sus calles, parques y monumentos la historia de su ciudad, evolución y tradiciones.

Para llegar a esta gran metrópoli, puedes hacerlo vía aérea o terrestre, ya depende de tu presupuesto y de lo aventurero que seas. A la hora de planear tu viaje ten en cuenta que esta ciudad ofrece 6 terminales aéreas de llegada, teniendo claro en cuál de ellas aterrizarás, será posible que procedas a realizar la reserva de tu auto para que así puedas movilizarte hasta tu hospedaje y hacer con plena libertad los recorridos y las rutas que hemos programado para hacer en este post.

Al instalarte en tierras británicas obviamente querrás salir a conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad, desde mi perspectiva lo fundamental será ir principalmente a conocer la torre del reloj, situada junto al palacio de Westminster, famosamente conocido por ser la sede del parlamento del Reino Unido. Muy cerca se encuentra el popular ojo de Londres, la sensacional noria que te permitirá tener una de las vistas más lindas de la ciudad y por supuesto del maravilloso río Támesis, el valor para ingresar a una de sus cápsulas oscila entre los 27 y 40 euros y mientras das la vuelta puedes disfrutar del paisaje saboreando una deliciosa champaña.

¿Sabías que puedes hacer la ruta de Harry Potter allí? Muy seguramente
esta propuesta le encantará a un admirador o fan de la saga del joven mago y
escenarios como la plataforma 93/4 lo harán emocionarse
tanto como cuando vio la película por primera vez, así como también lo harán
las locaciones que evocan al Caldero Chorreante y el Callejón Diagon

¿Sabías que puedes hacer la ruta de Harry Potter allí? Muy seguramente esta propuesta le encantará a un admirador o fan de la saga del joven mago y escenarios como la plataforma 93/4 lo harán emocionarse tanto como cuando vio la película por primera vez, así como también lo harán las locaciones que evocan al Caldero Chorreante y el Callejón Diagon

Para los amantes de la música también hay espacio en esta fantástica ciudad, se dice que en la calle Book Street en el numero 23 vivió el famoso guitarrista Jimmy Hendrix y actualmente la casa funciona como museo dedicado a la vida y obra del artista, al hacer el recorrido estarás acompañado por el sonido de sus canciones mientras observas recortes de periódicos, fotografías, videos y objetos personales que contribuyeron a la formación de su exitosa carrera. No te lo puedes perder por nada del mundo. Otros lugares imprescindibles para visitar allí son el puente de la torre, el palacio de Buckingham, la catedral de San Pablo y los museos que conservan la historia natural, artística y cultural de la capital. En caso de que puedas permanecer más tiempo en la ciudad podrás enterarte de cuales otros atractivos son interesantes, asistiendo al centro de información de Londres que se localiza en el corazón de la urbe.

¿Alquilaste tu auto en Londres? Perfecto, entonces emprendamos el camino hacia Liverpool, solo tardarás 4 horas y 30 minutos. Al llegar, luego de alojarte, podrás empezar a conocer la ciudad en el fabuloso museo de Liverpool, el lugar que alberga la historia y cultura de esta bella metrópoli, cerca también se encuentra el museo de la esclavitud, ideal para conocer el proceso comercial que se realizaba transatlánticamente con africanos. Estos lugares se localizan en la zona del muelle, lugar en el que también vas a poder conocer el monumento hecho a los héroes de la sala de máquinas del Titanic, el edificio Royal Liver y el fenomenal museo del talentoso cuarteto de Liverpool.

En tu segundo día de estancia podrás dedicarte a conocer toda la zona central de la ciudad, te recomiendo empezar por la galería del arte Walker y continuar por Western Approaches, la visita allí es casi que obligada pues fue la instalación que se utilizó en la segunda guerra mundial para coordinar y proteger los secretos y tácticas de las fuerzas armadas británicas. Tu ruta puede continuar con la visita a la catedral gótica de la ciudad y posteriormente a la catedral metropolitana de Cristo Rey, para culminar tu día puedes asistir a The Cavern Club y pasar un rato agradable con música en vivo y una buena bebida, te recomiendo verificar su horario de funciones para que asistas a una que te emocione verdaderamente.

Finalizando la ruta en Manchester, recomiendo que vayas principalmente de Heaton Park, es un lugar bastante tranquilo en donde podrás relajarte y respirar aire puro, además de ver diversos animales que han hecho de este lugar su casa. Al igual que las otras ciudades, esta también tiene varios museos interesantes para visitar, entre ellos, el museo de transporte, ideal para visitar con niños y conocer diferentes tipos de autobuses y su época, así mismo te aconsejo no perderte el museo Nacional de fútbol, seas amante o no de este deporte, vale la pena el ingreso pues encontraras sorprendentes fotografías y auténticos tesoros del balón pie. El recorrido tarda alrededor de una hora, pero no sentirás el paso del tiempo, pues todas las actividades son muy entretenidas e interactivas.

Espero que vivas esta experiencia al máximo y que no dejes ningún rincón por visitar, recuerda que puedes alquilar tu auto en una ciudad y devolverlo en otra, por lo que es importante que te contactes con tu agente de servicio y le consultes tus dudas, así mismo debes saber que al hacer una ruta de estas, probablemente debas realizar el pago de algunos peajes entonces verifica y tenlos en cuenta para que los cobros no sean sorpresivos.

Si te ha gustado este post no dudes en compartirlo. Nos vemos en la ruta viajeros.

@ViajoConVos



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main Menu