Un castillo legendario a la venta

Se trata de una mítica estructura ubicada frente al puerto de Gualeguaychú, al Noreste de la provincia de Entre Ríos, construida en estilo “Reminiscencias del gótico”, en 1920. Oculta una oscura historia y actualmente se encuentra a la venta.

La leyenda de “El Chalet de Eloisa”

Para entender de dónde viene la leyenda que se esconde detrás de este emblemático castillo nos remontaremos al 6 de febrero de 1890. En Concepción del Uruguay, nació María Eloisa D’ Elía, quien a los 21 años se radicó en Gualeguaychú. Era profesora de francés, caligrafía, dibujo y pintura.

En 1916, comenzó a trabajar en el Colegio Nacional, donde conoció a Horacio Rébori con quien construyó una fuerte amistad. Un año después, Rébori compró la isla Libertad y tres años después le regaló a Eloisa, el terreno que los lugareños conocen como peñón del puerto, donde luego se levantó el castillo.

Ya construido el “chalet de Eloisa“, como se lo conocía en 1930, fue ocupado por la joven profesora y su marido José Sala Hernández. Tuvieron dos hijos, uno de los cuales falleció de hidrocefalia a los 14 años, aunque aquí no hubo misterio.

Tiempo después, en 1935, se produjo la muerte de Blanca Sosa, la empleada doméstica del castillo, de 25 años. Quien encontró su cadáver fue el lechero de la ciudad, Tedoro “Don Lote” Heredia.

Al no encontrar el recipiente que Blanca dejaba a diario, Don Lote fue junto a Enrique Rossi -encargado del chalet- a su habitación, donde se encontraron con el cuerpo de la joven degollado y con ropa nueva, lo que hizo pensar que la muchacha se habia suicidado. Sin embargo, algunos indicios hacían sospechar que tal vez se trataba de un asesinato, ya que se encontraron salpicaduras de sangre por toda la habitación.

Así luce el Castillo actualmente. Foto: Walter Cunet

En ese entonces, las investigaciones policiales eran rudimentarias, por lo que nunca se esclarecieron las causas de su muerte. Lo cierto es que, a partir del suicidio o asesinato de la doncella, el hogar de los D´Elía nunca volvió a ser el mismo.

En 1959 una creciente inundó por completo el castillo y la familia lo abandonó para siempre. A partir de allí las leyendas respecto del fantasma de Blanca Sosa aumentaron. La gente comenzó a ver actividades paranormales como luces, ruidos y sombras extrañanas, que muchos atribuyen al alma de la doncella degollada.

El Castillo a la venta

A pesar de haber sido abandonado por la familia D’Elía tras la inundación de 1959, nunca dejó de ser una propiedad privada. Sesenta años tuvieron que pasar para que se publicara este legendario terreno en venta, aunque hasta el momento nadie se ha animado a comprarlo.

En 2019 su precio estimado era de 160 mil dólares, según los dichos del operador inmobiliario Pablo Angelini a una radio local. Actualmente se puede ver la propiedad publicada en sitios web por un valor de U$S 240 mil.

El castillo cuenta con cuatro habitaciones, dos baños, cocina, comedor, quincho y un sótano. Se ubica en un terreno de 1886 m², de los cuales 280 rodean el área privada.

Para atraer a los curiosos, la publicación indica además que la propiedad cuenta con: “Una hermosa terraza con toda la vista al río, un pequeño puente y un terreno para armar cabañas”. “Está a 70 metros de la Costanera, en pleno centro”, cierra. Y vos, ¿comprarías el castillo embrujado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Main Menu